papel y pluma

DERECHO DE RESPUESTA

CADENA


Ya está mis queridos lectoras y lectores, por fin puedo iniciar esta parte de mi sitio a la que le tenía muchas ganas. Mi último editorial ha suscitado un comentario por correo electrónico.

Los mensajes van ha ser mostrados tal y como llegan, con dirección y todo a menos de que el corresponsal exprese el deseo contrario. Antes del texto, encontrarán a que editorial corresponde. Estarán puestos por orden de llegada.



¿AMOR VIRTUAL, POSIBLE O NO?

De: Mario [Marbou89@hotmail.com]
Enviado: viernes, 16. abril 1999 00:11
A: maite@saav.ch
Objeto: Muy interesante y tan cierto!!!!!


Querida amiga,
Leí tu editorial y lo encontré de los más interesantes. Tocas en ello a una realidad verdaderamente presente en el mundo de hoy.

Quisiera participarte de una experiencia que hice en mis principios en este mundo virtual.

Conocí un día a una mujer que creo extraordinaria, y eso en muchos niveles. Muy rápidamente desarrollamos una complicidad que nunca había vivido con una mujer antes.

Platicamos mucho de todo tipo de cosas y hemos vivido, yo no puedo hablar más que de mí, una muy bella historia de amor. pero como dices, la distancia hizo verdaderamente muchos destrozos.

Hicimos proyectos para encontrarnos que no se hicieron, sobre todo a causa de mi inseguridad.

¿Que pasaría si esta mujer fue la mujer de mi vida? Ella fue muy honesta z precisa a este sujeto y ella vivía una vida de nómada y le gustaba mucho eso.

Quería venir y me ofrecía de ir (a su cargo si lo deseaba).

Pero mi inseguridad frente a este eventual encuentro me paralizó. Tenía miedo de que mi amor creciera y de que una vez más en mi vida, tuviera que renunciar a vivir con aquella que amaba a causa de mi impotencia frente a esta maldita distancia.

Ella lo sintió y se alejó, no sin preocuparse de explicarme el porqué. Tenia razón. Tuve un grand dolor por perder a esta amiga pues mi amor por ella era demasiado fuerte para que continuara solamente a amarla y a sentirme amado a miles de kilómetros de mí. Era demasiado para mí.

Después de varios meses de silencio entre nosotros, tomé mi coraje en mis manos y la he vuelto a contactar por este aparato.

Nuestro reencuentro no ha sido el de dos enamorados que se vuelven a encontrar porque ella me anunció que ahora tenía a otro en su vida y que estaba muy feliz con su nueva vida.

Hablamos seguido a pesar de todo y les puedo asegurar que me hace muy feliz.

Siento con ella una facilidad para el dialogo y que estamos en la misma onda en varios niveles. Es ese tipo de comunicación a la cual el Net debería servir pero es un juguete muy peligroso.

Es algunas veces difícil para mi de ya no hablarle de amor de pareja entre nosotros si no de una gran amistad (forma muy fuerte de amor platónico) solamente pero ella me trae tanto que estoy feliz de haberla vuelto a encontrar, aunque su corazón este en otro lado.

Trato de tomar lo que me ofrece a pesar de que algunas veces sea difícil pero creo que ella me trae más que el pequeño dolor interior que siento de ya no ser más su hombre esta verdaderamente sobrepasado por el placer que siento de comunicar y discutir con ella.

Quería, querida amiga, hacerte estos comentarios y tienes mi permiso para utilizar este mensaje como lo quieras.

Continua el buen trabajo que haces aquí y te autorizo a que des mi dirección electrónica a todas las personas que quisieran compartir conmigo sus experiencias


Mario B.
Montreal, Canadá



LA EDAD

De : lise bureau [bureau@obetrotter.net]
A : maite@saav.ch
Enviado : lunes 10 de mayo de 1999 01:36
Objeto : Buenas noches Maité

Me presento a usted, esta noche, mi nombre es Lise y yo también, tengo 54 años, ya que nací el 28 de julio de 1944, entonces casi 55. Un amigo de Canada, me ha hecho recorrer su pagina Web, que encontré muy bella.

Tuve mucho placer a recorrerla, z el porque, quería absolutamente a decírselo. En este momento tengo la moral un poco baja, por el hecho de que mi amigo que tenía desde hace 19 años se fue la semana pasada con otra más joven, no habiendo tenido jamás hijos y también más esbelta que yo. En este día de la Fiesta de la Madres, he recibido la visita de mis hijos, 2 varones y una mujer, y también soy abuela de cinco nietos, pero tenía de todos modos la tristeza en mi corazón.

Ahí esta, vivo en Terrebonne, a más o menos 8km del norte de Montreal, Canada.
Si, efectivamente, como usted dice, mis cincuenta años han sido muy duros de aceptar y eso no ha cambiado desde entonces.. A cada cumpleaños, lloro, y aunque tengo una salud excelente y estoy colmada por la vida en general, que sea financiera, física y mentalmente, pero me siento depreciada e inútil.

Discúlpame por haber tomado tu tiempo, pero esto me ha hecho de todos modos mucho bien de hablarle

Hasta pronto y gracias
Lise



¿SUERTE O DESTINO?

De : Eyal [eyal@colba.net]
A : maite@saav.ch
Enviado : martes, 25 de mayo 1999 08 :25
Objeto : ¿Suerte o destino?

En respuesta a tu artículo aquí tienes mi "Derecho de respuesta".

¿Suerte o destino?
Esta cuestión me preocupó antes, pero ahora ya sé (o pienso saber).
Por otro lado, no hay una verdad como tal. Una cosa cierta para alguien puede ser errónea para otro.

Creo que hubo y que habrá suerte en mi vida, que puede haber carreteras o senderos diferentes en mi camino. Pero poco importa la calle que yo tome, mi destino ya esta fijado. Este destino es mi ser, mi espíritu quien lo decidió. Es entonces, a mí a arreglármelas para hacer de tal manera que llegue a mi meta. Es seguro, por deducción, que encontraré ciertos eventos y ciertas gentes que aspiren más o menos a la misma meta que yo, y otras que en apariencia van en el sentido contrario de los principios que me he construido. Estas personas serán parte de mi vida, que lo quiera o no. Es matemático (¿destino?). Desde ese momento, será mi manera de interactuar con los eventos, y mi manera de obrar con los otros y conmigo mismo (libre albedrío) que determinará si llegaré o no a mi meta fijada por adelantado (suerte).

Estoy de acuerdo contigo, Maité, hay un factor determinante, que algunas veces nos hace pensar que no hay azar: escuchar nuestra voz interior. Si seguimos sus consejos y si actuamos según las leyes Divinas, la casualidad ya no existe más.

Besos a todos
Eyal
Montreal, Canada



¿Desean escribirme ?
pajaro


HOME



Quien soy    ¡Mi foto!    La Numerología    El Reiki    Mi editorial

La gula sin fronteras    Derecho de respuesta